Aspidistra elatior

Aspidistra elatior

50.00

Nombre común: pilistra, planta de las abuelas

Las especies de aspidistra habitan los suelos boscosos del Asia oriental, desde la India oriental, Indochina, China y Japón. Es difícil saber cuándo comenzó el cultivo de la aspidistra en los salones europeos, aunque la planta vivió su momento de glori” a finales del siglo XIX y comienzos del XX, en la época de la Inglaterra imperial y de las grandes colonias británicas en Asia. Los amantes de la literatura quizá relacionen esta planta con la  obra del periodista y escritor George Orwell, “Que no muera la aspidistra”, publicada en 1936 y  en la que se narra cómo a principios de los años treinta, del siglo XX, los burgueses ingleses solían adornar su hogar con esta planta originaria de China, símbolo de una existencia desahogada y agradable. La Aspidistra crece donde otras plantas no podrían sobrevivir por falta de luz o escasa humedad. En efecto, esta planta por muy descuidada u olvidada que esté, sobrevive. Si se le dedica un mínimo de cuidados, serán plantas que acompañarán por muchos, muchos años.


• Luz: la aspidistra será feliz tanto en entornos luminosos como sombrios. No tolera la exposición directa al sol, que quema sus hojas.

• Riego: moderado. El mayor cuidado que hay que tener con la aspidistra es no excederse con el riego. Si recibe demasiada agua, en las hojas de la planta aparecen unas manchas marrones y pierden firmeza. 

• Temperaturas: media. Las temperaturas normales de una vivienda están dentro de los rangos normales. Hay que protegerlas sobre todo de las heladas, porque quedar expuestas a registros cercanos a los 0ºC la matarían. 

• Floración: unas tímidas flores azuladas y violáceas que aparecen a ras de tierra justo al final del verano pero nunca en interiores.

*Información orientativa. Todas las plantas se entregan trasplantadas en una maceta de barro.

Add To Cart